Las Praderas, Las Villas de Arraiján, Panamá Oeste, Panamá
+507 6288-7718

El Movimiento De La Iglesia Emergente: La Nueva Cara De La Herejía

Por Wayne Jackson, traducido con permiso por Marlon Retana.
El artículo original, en inglés, se encuentra en este enlace.

Recientemente, Charles Colson, un destacado escritor evangélico, señaló:

En junio pasado, una encuesta de Pew Forum [Centro de Investigaciones Pew, MR] sobre Religión y Vida Pública encontró una ignorancia doctrinal desenfrenada entre los Cristianos estadounidenses. Cincuenta y siete por ciento de los evangélicos creían que las personas que siguen religiones distintas a las suyas pueden disfrutar de la vida eterna. Los resultados fueron tan inesperados que Pew repitió la encuesta, haciendo preguntas más específicas. Las respuestas fueron prácticamente sin cambios. Sorprendentemente, casi la mitad creía que todos, incluidos los ateos, iban a terminar en el cielo. ¿El cielo para los impíos? Esa es la vieja herejía del universalismo.[1]

El pensamiento de muchos que profesan una identificación con alguna forma de “Cristianismo” se ha convertido en algo blando. Aquí hay un comentario típico de un estudiante de la llamada comunidad neo-evangélica.

No es ahora, ni lo fue en el momento de la reforma, la enseñanza o doctrina correcta que trajo la reforma. Estaba dispuesto a desafiar a la Iglesia con vivir la doctrina que más importaba. Hoy necesitamos una reforma de menos enseñanza y más vida (énfasis agregado).

Esta afirmación no tiene sentido. ¿Qué tal más enseñanza y mejor vida? ¿Cómo puede haber una vida correcta sin la enseñanza adecuada?

Si podemos tomar prestada una expresión de Salomón, “no hay nada nuevo bajo el sol” (Eclesiastés 1:9); las mismas antiguas herejías solo se someten a cirugía cosmética teológica superficial o, para usar otra metáfora, se reciclan. Reflexionemos sobre varias ideas antiguas con caras nuevas.

Universalismo

El universalismo afirma que habrá salvación final y completa de todos los seres. El dogma fue enseñado por algunos de los escritores de la iglesia primitiva, por ejemplo, Clemente y Orígenes de Alejandría, quienes vivieron desde mediados del segundo hasta mediados del tercer siglo d.C. No existe una base bíblica para este dogma (ver La Tendencia Creciente Hacia El Universalismo [pendiente por traducción, MR]). Sin embargo, la mayoría de la gente parece inclinarse a la idea de que casi todos, si no literalmente todos, se salvarán en última instancia.

Posmodernismo

La expresión “posmodernismo” no se encuentra en el libro de Van Harvey, A Handbook of Theological Terms, publicado en 1968. Es una designación relativamente nueva. El posmodernismo niega la verdad universal. Supuestamente, la verdad es cómo cada individuo se siente acerca de las cosas, no cómo son realmente. Por lo tanto, supuestamente no hay un evangelio exclusivo y verdadero. Los hechos del Cristianismo deben ser redefinidos por un nuevo vocabulario en la predicación, la escritura y la adoración. Esta es una ideología equivocada.

La Iglesia Emergente

La tan llamada “iglesia emergente” es la hijastra de la posmodernidad. Esta ideología sostiene que es arrogante creer que uno sabe la verdad; en cambio, la “verdad” es que la verdad solo se determina subjetivamente, siendo modelada por la cultura, no por las Escrituras. ¿Se asocia este concepto de forma remota con un proceso de pensamiento lógico?

Se afirma que cada persona debe encontrar su propio camino hacia Dios, y no ser adicta a la “bibliolatría” [excesiva reverencia a los escritos bíblicos, MR]. Esto suena como la filosofía de aquellos rebeldes que vivieron en las edades oscuras de la historia de Israel (Jueces 21:25). El “emergente” cree que todos son arrogantes que no están de acuerdo con su visión elástica de la verdad. Él sabe absolutamente que uno no puede saber la verdad absoluta.

Varias de estas ideas aberrantes han encontrado su camino en iglesias que alguna vez fueron conservadoras. Por ejemplo, se argumenta por un número cada vez mayor que no podemos declarar como verdad del evangelio que están equivocados quienes están en desacuerdo con nuestra enseñanza “tradicional”. Toda la enseñanza se declara ahora como simple tradición.

¿Qué diferencia hay si uno cree que el bautismo es “para la remisión de los pecados», o si es “debido a la remisión de los pecados”? Se dice que los predicadores del evangelio de años pasados que debatieron con los sectarios sobre el diseño del bautismo estaban equivocados. Algunos sostienen que el modo de bautismo es irrelevante; la aspersión es tan válida como la inmersión, y los bautizados como infantes no deben ser excluidos de la comunión cristiana. Hablar de un “bautismo de no inmersión” es un oxímoron, porque “bautizar” por definición significa “sumergir”.

Las iglesias “emergentes” están reestructurando el formato de adoración. La cena del Señor se ofrece junto con eventos especiales, por ejemplo, bodas. El memorial de la comunión no se limita al día del Señor; en lugar de eso, los grupos van más allá del patrón bíblico y lo proporcionan los días de la semana, ignorando un Nuevo Testamento que se basa en la verdad histórica, a saber, la resurrección del Señor el domingo.

El tema de la música está muy abierto entre un número creciente de iglesias. Una iglesia prominente en Dallas (que una vez fue sede de una respetada escuela de predicación) anunció recientemente un “ministro de música”. Una de las estipulaciones fue que debía poder tocar la guitarra o el teclado electrónico. Los coros, los equipos de alabanza, los aplausos para acompañar el canto, etc., se están convirtiendo en algo habitual en varias iglesias. La actuación está rápidamente suplementando la adoración congregacional. La autoridad bíblica cede al emocionalismo. Es la nueva “adoración a la voluntad” (Colosenses 2:23).

Estos son tiempos difíciles para el cuerpo de Cristo. Pero no es un momento de desesperación. Por lo contrario, hombres y mujeres valientes deben mantener la nave de Sión en un curso recto (y estrecho) dentro de los límites de la verdad divina. La verdad prevalecerá a pesar de los vientos de cambio y las estadísticas irrelevantes.

OBRAS CITADAS

[1] Colson, Charles and Anne Morse. 2009. Doctrine Bears Repeating. https://www.christianitytoday.com/ct/2009/april/doctrine-bears-repeating.html.

Print Friendly, PDF & Email

 

No hay comentarios

Deja un comentario